Un porcentaje de los niños y jóvenes de nuestro país está siendo asediado por la violencia, las adicciones y la obesidad. Tres datos para dimensionar el tamaño del problema al que nos enfrentamos: 1. El año 2017 fue el más violento desde que se tiene registro, con 29 mil 168 homicidios. 2. Entre 2011 y 2016 el consumo de drogas ilegales registró un incremento del 47 por ciento. 3. México pelea los primeros lugares a nivel mundial en obesidad en hombres, mujeres y niños. Es indispensable la coordinación de esfuerzos entre la Iniciativa Privada y las diferentes instancias de gobierno, para fomentar la práctica deportiva entre la población. El deporte es una herramienta poderosísima, y sus beneficios están más que demostrados. Faculta el desarrollo físico, mental, social y psicológico, permitiendo una formación integral; promueve el trabajo en equipo y las relaciones sociales; inculca disciplina, respeto y justicia; fortalece la salud y eleva el rendimiento escolar; disminuye la delincuencia, la exclusión y la discriminación. Para conseguirlo, resulta urgente el fortalecimiento de políticas públicas orientadas a que niños y jóvenes gocen de la oportunidad de practicar deporte de manera cotidiana, en instalaciones cercanas, dignas y seguras, garantizando una nutrición suficiente, logrando con todo esto un incremento en su calidad de vida; en un segundo momento, mediante el fortalecimiento del deporte profesional, seleccionar a los más aptos para detonar sus talentos, dotándolos del apoyo que les permita alcanzar el éxito y la prosperidad, constituyéndose en líderes que logren contagiar con su ejemplo a los niños y jóvenes que vienen detrás. Ante este panorama, las instituciones del gobierno mexicano encargadas de promover el deporte se encuentran enredadas en un entramado burocrático con escaso presupuesto, sin la planeación ni la coordinación necesaria que les permitan obtener resultados adecuados. Estamos frente a una extraordinaria oportunidad para replantear los esfuerzos en esta materia, para acercar los beneficios de la práctica deportiva a la población y a través de ellos construir un México sano y de paz.

A %d blogueros les gusta esto: